Home

Siempre se pone de moda, cada cierto tiempo, hablar sobre el estado de la literatura mexicana contemporánea. Curiosamente, casi todas estas discusiones provienen de escritores jóvenes o que dejan de hacerlo, con el fin, no lo sé, de asentar cierta crítica, cierto retrato fotográfico de algo que es o pretender ser, pero cuyas fronteras, visceras o tendones aún están en proceso de formación y yo no conozco a nadie que al mirar un feto diga !qué hermosa fotografía de tu bebé! 

Por general, en estas discusiones, lo que se dice es que está mal, que somos pésimos y luego se cae en una añoranza por las literaturas europeas, sudamericanas, etcétera. A mí estas declaraciones me recuerdan a las que vierte el ejército mexicano sobre el narco: también dicen que está mal. Claro, el ejército no dice que ya encontró a su enemigo, aquél que le permitirá sobrevivir en tiempos de democracia dudosa.

Lo mismo ocurre con estos jóvenes discutidores, que de alguna manera ganan votos, vaya uno a saber por qué, para qué, sobre qué, y que alcanzan por momentos cierta notoriedad que me recuerda ahora a los proverbios de Marco Aurelio, el gran emperador romano, en especial uno que dice: “De cuánta gente importante ya nadie se acuerda y menos de aquellos que los alababan”.

Creo que justo en este momento, de una generación que bien podríamos hacer una crítica real y no afectada por la cercanía generacional, sería acaso la de los nacidos en los cincuentas. Una generación acéfala, golpeada por la poca distribución y el nulo acceso a las editoriales trasnacionales en su momento de despegue, como sí lo lograría algunos otros que rápidamente se allegaron a las editoriales españolas o bien, usaron el auto exilio para buscar fortuna o se vieron con una novela explosiva en las manos,  pero que rápidamente se vio opacada por la generación de los nacidos en los sesentas.  Tal vez una generación salvada en un principio por la editorial Joaquín Mortiz. ¿Qué autores componen esta generación? Carmen Boullosa, Laura Esquivel, Carlos Ruvalcaba, Albero Ruy Sánchez, Mauricio José-Schwarz, Juan Villoro, Alejandro Volnié, Efraín Bartolomé, Sabina Berman, Vicente Quirarte, Raúl Aveces, Enrique Aguilar, Álvaro Quijano, etcétera.

Es buen momento para empezar a realizar una radiografía de esta generación. Si la lógica no nos falla, ellos están por dar o ya han dado, lo mejor de su producción. Sí tenemos, en este momento, herramientas para ver qué han hecho con su tiempo, con su obra, con su forma de ver el mundo para empezar a espulgar, como alguien más espulgará a los nacidos en los setentas y en los ochentas, que ya andan desesperados por tener su huella en el mundo. Esta es una tarea pendiente.

 

About these ads

3 pensamientos en “El estado actual de la literatura en México

  1. Hola amigo.

    Después de dos años detenido en el tiempo, reaparezco.

    Sigues imprimiendo fuerza a tus textos, prometo seguirte de nuevo.

    Te invito a pasar a mi casa. Ya no se llama “Ventana al amor y al desamor” ahora se llama “A contraluz”.

    Saludos.
    Abrazo.

    José Luis de la Cruz V.
    Monterrey, N. L.
    México.-

  2. Hola, Toño. Yo nada más veo un inconveniente en todo esto: creo que a esa generación se le lee poco. Incluso me arriesgaría a decir que a los mexicanos se les lee poco. Es decir, se lee lo que está de moda: los jóvenes escritores leen a los jóvenes escritores, se lee a los estadounidenses, a los europeos, a los que están en la mesa de novedades. Esos autores, los que publicó Joaquín Mortiz en su serie del volador, están esperando su lector en las librerías de viejo, en mesas de 10 pesos que no se voltean a ver. Digo, hay sus excepciones, esos que recientemente ganaron un premio literario y se convierten en novedad. De los demás, ¿alguna vez hablará la crítica literaria tan ocupada en mencionar autores de moda o hacer rescates literarios que después se le agradezcan? Así lo veo. Lo mejor, es tu propuesta: que se empiece a hacer crítica de ellos y también que se vuelva a leerlos.

  3. Gracias Antonio por incluirme en esa generacion acefala y olvidada de los cincuentas. Presente mi ultima novela “La Cita” en febrero del 2010, en la Feria del Libro del Palacio de Mineria. He publicado ademas “Vida Cronica” en Alfaguara, Espana, “Los Novenarios” y “La mariposa bailarina”, en Alfaguara infantil de Miami. Estoy en busca de un agente literario y de una editorial en Mexico para dar salida a mis libros ineditos. Si sabes de alguno te agradeceria me pongas en contacto. Gracias otra vez.

    Carlos Ruvalcaba

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s