En la memoria de los caídos


Una de las mejores armas con las que ha contado la burocracia y las instituciones políticas, más el crimen organizado, es la fuerte tendencia de la sociedad mexicana para convertirse no, en una sociedad dinámica, sino en una sociedad victimizada. Cuando uno se victimiza deja de actuar. Cuando uno se conduele, deja de pensar.

Esto lo menciono porque ya ha sido declarado que los dos “sicarios” muertos en la entrada del tecnológico de Monterrey eran en realidad alumnos de postgrado de esta institución que se encontraron entre dos fuegos la madrugada del viernes 19. Como siempre ocurre cuando hay un enfrentamiento entre el ejército y los narcos, la orden es disparar y luego preguntar.

Ya asociaciones de ex alumnos y compañeros de Jorge Mercado y Javier Arredondo han empezado a solicitar marchas blancas, y homenajes fúnebres. En el comunicado de facebook dicen, con certeza, que “Muchos quizá estén enojados por la manera en que la información y comunicados oficiales han sido manejadas por el TEC, la SEDENA y los medios de comunicación, pero no debemos olvidar que lo más importante es la muerte trágica, violenta e injusta de dos jóvenes estudiantes”.

Ellos, nosotros, cualquiera, en el dolor, somos incapaces de pensar en el siguiente paso, pero al menos ellos deciden moverse, unirse, marchar.

Caso contrario al de Ivonne Álvarez, quien un día después de los narco bloqueos salió a defender a todos sus policías municipales, jurando que ninguno de ellos trabaja para el narco. Es increíble cómo en momentos en los que se necesitan estadistas no de estado, digamos tan sólo municipales, estos ciudadanos, que llegan al marco de la historia quien sabe bajo qué alianzas, tiran tan pronto la toalla para volverse en serviles burócratas. Los recordamos sólo por sus raterías, robos y corrupción.

Sin embargo, hay que tener cuidado. Sí, hay que darle tiempo al dolor, pero ese dolor será inútil si después no hacemos nada, no peleamos por nada, no exigimos nada. Como sociedad nos está arrollando el tren, se nos están subiendo las hormigas. Necesitamos formas de organización menos complejas. Y exigir. aunque nadie nos escuche, pero exigir. Hacernos las víctimas no nos ayudará en nada.

Anuncios

2 comentarios sobre “En la memoria de los caídos

  1. Gracias por esta nota. Como ex alumno del Tec, me duele en el alma la muerte de estos chicos y pensar en el dolor de sus familias también me duele. Igual dolor hubiera sentido si fueran de la UANL, o la UR, igual sentí cuando la tragedia de Salvárcar, en Ciudad Juárez. Pero como bien dices tú, hay que dar el siguiente paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s