Veladoras


Cuando era niño, no era inusual que cada cierto tiempo una fábrica de veladoras cerca de la casa se viera envuelta en llamas a causa de algún descuido. Entonces la colonia se llenaba de bomberos y coches de policía que mantenían a raya a unos vecinos morbosos, desmemoriados, casi irresponsables, que se mantenían lo más cerca que podían de las llamas sólo para el espectáculo de la lumbre en acción.

El uso de las veladoras en nuestra sociedad pasó de alumbrar nuestras mesas y escritorios decimonónicos a tener el apego subjetivo de honrar una memoria, acompañar a un muerto en su camino al más allá. Al menos eso recuerdo de las veladoras en casa de mi abuela que junto a un vaso de agua ayudaban a mis muertos a hacer su camino: la luz para alumbrarles la oscuridad, el agua para que nunca tuvieran sed.

Por lo mismo, no me sorprendió que tras el asesinato de Lucilla, en la plaza Morelos, la gente de manera anónima y natural, colocara un manchón de veladoras para honrar la memoria de la chica. Tampoco me sorprendió que esas mismas veladoras hicieran su camino hasta la catedral.

Tristemente los locatarios de Morelos, al ver que esto les pegaba en los bolsillos, decidieron quitarlas “por seguridad” y no tuvieron ni el ánimo de decir: las quitaremos, pero las vamos a reasignar a tal sitio, para que nunca estas baldosas olviden lo que ocurrió.

Esa es la suerte de la condición regiomontana: las monedas de oro a cambio de la conciencia. Es por eso que el narco no terminará en Monterrey nunca: nos compran muy fácilmente, el dinero es nuestra veladora. Vivimos en el incendio perpetuo. Nuestra conciencia está apagada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s