Hienismo literario


Mientras pasaba rápidamente los canales de la televisión hoy por la mañana, antes de ir al trabajo, vi un fragmento de Carlos Fuentes entrevistado por Loret de Mola, en el que Fuentes hablaba sobre Wikileaks. Mi primer reacción fue la de pensar qué tiene qué estar opinando Carlos Fuentes sobre Wikileaks. Me vino en cascada la gran cantidad de pésimos comentarios que he escuchado desde hace años sobre Fuentes y su obra, escritores y críticos jóvenes que lo usan como trapito de cómo entrenar a tu dragón y ya iba a pensar algo irónico sobre él cuando me dije, espera, espera. ¿Y qué importa que opine eso? Entonces recordé cuando leí por primera vez a Fuentes y cuando descubrí otros libros de él que también me gustaron. Entonces me di cuenta que no perdonamos a nuestros escritores sin cometen alguna falta en x o y situación, como ha sido el caso en la obra de Carlos Fuentes. Pero en sí, ¿qué es lo que no le perdonamos? Supongo que el hecho de no quedarse callado, de no cerrar la cortina a tiempo, de permitir que se le sigan saliendo, como en goteras, novelas que no le llegan a los talones a su obra épica.

Pero de ahí di paso a otra idea. ¿Vale la pena, gastar tiempo, paciencia y palabras para desenmascarar lo que está mal escrito? ¿Y vale la pena ningunear una carrera literaria por cómo termina y no por cómo empieza? de los muchos tipos de crítica literaria, yo prefiero la que abre caminos, la que da luz, la que lima la aspereza de un mercado editorial consumista. Lo que está mal, qué cambiará? Además, ¿está mal porque ese fue el deseo del escritor? pero a veces caemos en el hienismo literario. ¿Qué placer puede causar el comer la carne que otros mataron?

Así que decidí que yo no comeré Fuentes. Que Carlos Fuentes siga diciendo lo que quiera. Y si llego algún día de nuevo a su obra, si uno de sus nuevos libros me llama de nuevo la atención será estupendo. Como el jaguar, miraré pasar a la manada y mataré sólo cuando quiera hacerlo, pero nunca iré tras la carroña.

Anuncios

Un comentario sobre “Hienismo literario

  1. Carlos Fuentes es un tema interesante en el panorama de la literatura Mexicana: En su obra recrean un México inexistente, endulzado, irreal. Podría mencionar “Aura” como lo más rescatable de su escritura, aunque personalmente no me gusta, pero veo que a Fuentes el gusta escribir sobre el México hecho para unos pocos, privilegiados y fantasioso mexicanos que viven “En la región más transparente”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s