Los libros del 2010


Ha llegado la hora en la que por disposición emocional, recordamos lo mejor que hemos leído en este 2010. Con razón o sin razón, nos lanzamos al escutrinio de nuestras lecturas, si las hemos hecho con inteligencia o si hemos padecido más de la cuenta con ellas hasta abandonar el libro en uno de esos mágicos sitios conocidos “por ahí”.

Sin embargo, al hacer la cuenta de lo mejor que he leído este año, entro en un impasse.  ¿Qué he leído este año que no sean manuscritos y originales o trabajo que me he llevado a casa? No me malentiendan, pero he leído muchísimo, lamentablemente, por trabajo y muy pocas lecturas por pasión. ¿O ha sido tal la cantidad de mis libros leídos por el trabajo que he olvidado las cosas estupendas que me han hecho feliz como lector a lo largo del año? ¿Y no son las lecturas por trabajo, también, las que nos emocionan?

Un poco de verdad hay en todo esto. Así que un poco entre “comerciales” de casa y “comerciales” ajejos a casa, ahí van mis mejores libros del año sin orden de importancia.

Pasto verde, de Parménides García Saldaña.

¿Ya la leyeron? Qué esperan. José Agustín y otros escritores de la onda palidecen ante la ópera prima de Parme.

La Mar del Sur, de Francisco Rebolledo.

Rebolledo es la neta. Sus novelas ambientadas en los oscuros y lejanos siglos XVII y XVIII son un prodigio. El lenguaje, la oscuridad de los personajes, la limpidez de sus acciones. Este Mateo de Guadalupe debería de estar inscrito entre los Páramos y los Ixca Cienfuegos.

Perra Brava, de Orfa Alarcón

Despierta curiosidad leer una novela tan bien hecha. Y para mejor muestra, lo que han opinado lectores en facebook, así como escritores como Elmer Mendoza, Cristina Rivera Garza, Diego Osorno y Javier Valdés de la obra.

Ojos que no ven, corazón desierto, Iris García

Un estupendo volumen de cuentos. No porque sean cuentos de género negro o de narco, como también ocurre en Perra brava, sino por la naturaleza que demuestran, lo humano que retratan.

Yo, Pierre Riviere, habiendo degollado a mi madre, a mi hermano y  a mi hermana, Foucault

Estupendo estudio sobre uno asesino francés, con notas policiales, una memoria del propio asesino y el trabajo de fondo de Foucault.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s